¿Cómo comprar Propiedades en Remates?

¿Cómo comprar Propiedades en Remates?

¿Cómo comprar Propiedades en Remates?

¿Cómo comprar propiedades en remates?

Enmarcados en un contexto casi cinematográfico, con oferentes expectantes e ilusionados y un martillero que actúa a modo de juez, los remates representan una opción cada vez más común de adquisición de viviendas. Si estás buscando cómo comprar un departamento o casa, te entregamos esta útil guía con los conceptos y claves más importantes para este tipo de procesos.

Distintos tipos de remates

En Chile existen dos tipos distintos de remate: judicial y público. Básicamente, la diferencia entre estas dos opciones radica en los motivos del por qué este se ejecuta. Pues los remates judiciales se llevan a cabo usualmente por insolvencias económicas de dueños anteriores, mientras que los públicos se ejecutan voluntariamente por parte de los propietarios. Si bien es cierto que existen semejanzas entre los distintos tipos de subastas, lo concreto es que existen diferencias significativas entre estas dos distintas opciones. Existen diversas empresas, como Remates Macal, que se hacen cargo de estas diligencias.

Ventajas y desventajas

En este tipo de procesos existen notorias ventajas y desventajas respecto a una transacción tradicional. Los aspectos a favor pasan principalmente por el hecho de que es muy probable conseguir precios más convenientes que en una transacción usual. Con un mercado con precios elevados, encontrar oportunidades como comprar un departamento por hasta un 40% menos del valor de mercado es un real alivio. Estas ofertas suelen ser más notorias en remates judiciales, en los que el piso mínimo es la tasación fiscal de la propiedad. Además, adquirir una propiedad mediante un remate suelen tener una resolución más rápida que una transacción tradicional.

Una importante desventaja de este sistema es el adquirir propiedades sobre las que puede desconocerse el historial. Aspecto que puede significar, por ejemplo, adquirir deudas o propiedades con usufructo vitalicio.

Métodos de presentación y consejos

Para participar en un remate el primer paso es identificar las ofertas en los diferentes medios en que estos se publican, como periódicos y sitios web. Estas publicaciones se presentan generalmente 30 días antes de la realización del remate.

Es altamente recomendable que, antes de participar del remate, se visite la propiedad en cuestión y se reúnan antecedentes con el fin de evitar complicaciones legales posteriores a la adjudicación. Además, contratar un abogado que realice el estudio de títulos puede ser una buena inversión.

Posteriormente, se debe garantizar poseer el monto mínimo de la subasta por parte del oferente para presentarse al remate. Para esto se debe presentar una boleta de garantía o un vale vista. Éstos acreditan el monto mínimo especificado en la publicación del remate. Luego de esto, el proceso se desarrolla según el tipo de remate del que se trate.

Cabe destacar que cualquiera que cuente con la garantía del monto mínimo puede participar de una subasta. Para quienes no resulten vencedores de la subasta, la boleta de garantía o vale vista es devuelto en su totalidad.

Remates Macal ha dispuesto una innovadora plataforma de remates inmobiliarios online, en los que se respetan todos los pasos reglamentarios de una subasta pero que te permite ofertar desde la comodidad de tu hogar.

¿Pago al contado?

Con respecto al pago del inmueble, este dependerá del tipo de remate disputado. En remates judiciales el plazo para concretar la transacción es muy reducido. Este aspecto obliga a contar con el monto al contado para poder llevar a cabo la transacción. Por el contrario, en remates públicos el plazo para concretar más prolongado (a veces 60 días), lo que facilita la opción de conseguir financiamiento bancario posterior a la adjudicación del remate.

Conclusión

Comprar propiedades en remates puede ser una gran oportunidad para nosotros. La principal ventaja es la posibilidad de adquirirlas con un ahorro de hasta un 40%. Por el otro lado existen dos no menores desventajas. La desconocida historia de los inmuebles y la obligación de pagar en efectivo los bienes raíces.

Es por eso que se requiere del apoyo de un abogado especialista inmobiliario e idealmente de un Personal Shopper Inmobiliario® (PSI). El PSI brinda Asesoría Inmobiliaria personalizada y nos ayuda ahorrar tiempo y dinero en el momento de comprar y arrendar propiedades como particular o empresa.

Comentarios

  • No hay comentarios.

    Se el primero en comentar, rellena el formulario con tu comentario

Seguir Leyendo

©2013-2019 Bienisimo | Todos los derechos reservados.